Nuestra Institución

Trayectoria

El Instituto de Desarrollo Integral Leonardo Da Vinci fue fundado en el año 1985 en Santiago de los Caballeros República Dominicana, por un grupo de personas interesadas en el avance de la educación, que en el año 1984 decidió elaborar un proyecto educativo capaz de ofertar a la comunidad una alternativa que proporcionara un aprendizaje activo, mediante la innovación y la calidad pedagógica con un desempeño participativo fundamentado en principios y valores trascendentes.

Este grupo se constituyó como “La Asociación Leonardo Da Vinci, Inc.”, incorporada mediante el decreto No.3049 que la establece legalmente como una institución sin fines de lucro. La misma centra su esfuerzo en la búsqueda y práctica de sistemas educativos y sociales que promuevan el Desarrollo Humano Integral de manera que, estando en constante superación, los hombres y las mujeres logren participar más constructivamente en el quehacer productivo, ético y social de la nación dominicana.

Desde el comienzo de su labor se dio prioridad a la profesionalización de los docentes en servicio, ofreciéndoles formación académica y humana actualizada y de alto nivel, mediante el acompañamiento reflexivo, desde una perspectiva integral e innovadora acorde a la propuesta curricular con la que nos propusimos laborar. Es por ello que desde 1985 ha tenido la asesoría y colaboración de John de Abate, médico costarricense. Años más tarde contamos con la colaboración de la Licda. Nora R. De Chacón psicopedagoga también de dicho país. Además muchos expertos nacionales han trabajado en múltiples programas, talleres, etc. Por otra parte, desde 1996 trabaja con nosotros el Dr. Ángel Villarini Jusino de la Universidad de Puerto Rico (UPR), con el propósito de asesorarnos en la elaboración y desarrollo de nuestro propio currículo de desarrollo humano integral.

Desde la inserción del Instituto de Desarrollo Integral Leonardo Da Vinci en nuestra comunidad, se ha mantenido como una escuela modelo aportando innovadoras prácticas educativas, además ha tenido una vasta experiencia pedagógica a lo interno y hacia la comunidad.

Ideario

Leonardo llamó a su Ideario “Saper Vedere”: saber ver. Dos palabras que significan:

  • Sensibilidad para orientar;
  • Discernimiento para penetrar;
  • Estética para apreciar;
  • Moral para escoger;
  • Voluntad para persistir;
  • Amor para compartir.

La educación tiene que ver con el asunto de vivir, implica:

  • Conocimiento de los hechos y de las cosas, lo cual es ubicación dentro de un contexto.
  • Apreciación de significados, lo que requiere el desarrollo de la sensibilidad.
  • Reconocimiento de los valores, lo cual conlleva una actitud ética.
  • Nobleza del trabajo, que es sentido de misión.
  • Motivación para alcanzar las metas, que es la base de la voluntad.
  • Amor al servicio, lo cual implica carácter.
  • Sentido de trascendencia, lo que hace indispensable el discernimiento.

Educar es equipar la mente y el corazón. Porque estar educado significa comprender, actuar en consonancia y en forma constructiva. Por eso, no sólo nos interesa la excelencia académica, nos importa más aún, la formación total del ser humano.

El niño debe aprender y comprender que su vida no estará libre de dificultades y de esfuerzos.

La vida no es fragmentada. Por lo tanto la educación debe ser un proceso integrado e integrador. Toda integración requiere un eje o energía que le de coherencia y continuidad a los procesos: la disciplina. El niño debe aprender y comprender que su vida no estará libre de dificultades y de esfuerzos. Pero deberá saber y sentir que, de su pensamiento y conducta, depende evitarse mayores dificultades o sinsabores.

De ahí que, en el Ideario Da Vinci, el Recto Pensar sea un factor tan importante. El Recto Pensar en términos de pensamientos positivos, realistas, constructivos; lo que equivale a generar pensamientos de salud, éxito, optimismo, abundancia y libertad. Siempre desenvolviéndose dentro de lo justo, lo inteligente y lo necesario.

La educación es el proceso de potenciar al ser humano para llevarlo a la óptima realización de sus capacidades frente a si mismo, a sus semejantes, a la naturaleza y a Dios.

Sabemos que el niño es naturalmente innovador y creativo. Por lo tanto, el objetivo de la escuela es alentar, propiciar y dirigir, constructivamente, la natural fuerza creadora del niño. Es imperativa la formación de generaciones creativas, que trabajen en la configuración del porvenir. El futuro no debe ocurrir, es preciso inventarlo.

Educar es una tarea de posibilidades, es fundamentar muchos futuros para que cada ser humano “sueñe el suyo”. Porque la educación no sólo es transmitir, también es construir, inspirar y renovar.

Queremos seguridad física, emocional y económica para los niños. Sin olvidar que la vida debe tener un sentido más allá de la mera sobrevivencia. Y al mismo tiempo, aunque la escuela debe respaldar y fomentar ideales en el niño, también debe enseñarlo a disfrutar con serenidad y plenitud las cosas del presente.

El sentido de servicio deberá estar siempre en la mente y en el corazón de los niños. Creemos que el que no vive para servir, no sirve para vivir.

La educación debe estar comprometida en la transformación del alumno. Su tarea es llevarlo del yo al nosotros, de la indiferencia a la participación, de la diversidad a la unidad, de los hechos a la conciencia, de la competencia a la cooperación.

Después de todo el concepto de libertad y autonomía no sólo incluye no estar atado por nada, sino el de no atar a nadie. Porque la educación, la verdadera educación, está pensada para el ejercicio inteligente de la libertad.

John De Abate

Misión

Acompañar a la familia en la formación integral de los alumnos a fin de que adquieran las competencias humanas necesarias para participar en la transformación de sí mismos y de su entorno.

Visión

Queremos ser reconocidos como una comunidad de aprendizaje participativa, organizada democráticamente y comprometida con la innovación y calidad pedagógica para el desarrollo de talentos y competencias humanas de todos sus integrantes.

Enfocados en la formación de ciudadanos reflexivos, críticos, creativos, de excelencia académica y sensibilidad social, para colaborar con la preservación del medio ambiente y el avance cualitativo de nuestra nación.

Valores

Inteligencia, Orden, Rectitud, Autonomía y Responsabilidad

Nuestros Símbolos

Nuestro Logo

Monumento

Nuestro logo es un diseño del propio Leonardo Da Vinci para la academia que él siempre soñó crear. El mismo es un entramado de nudos, elaborado con un solo trazo, sin despegar el lápiz, de principio a fin, se presume que para uso textil. Algunos autores lo comparan con un laberinto, que tiene cuatro niveles, representados por las distintas vueltas, las que se supone tienen analogía con la creación.

Nuestra Frase

Monumento

El Recto Pensar es generar pensamientos positivos, realistas, constructivos; lo que equivale a forjar pensamientos de salud, éxito, optimismo, abundancia y libertad. Siempre desenvolviéndose dentro de lo justo, lo inteligente y lo necesario.

Nuestro Monumento

Monumento

Monumento Símbolo del Da Vinci, es un diseño arquitectónico de tres elementos que significan los tres grandes pilares que debemos cultivar y enriquecer cada día para desarrollarnos integralmente; Cuerpo, Mente y Espíritu.

Nuestro Himno

Cuando voy a mi colegio
qué satisfacción
encuentro cosas bellas
esperanza y comprensión.

Si doy una sonrisa
me la devolverán
aquí nos forjaremos
con amor y paz.

Podemos estudiar,
jugar, cantar,
y juntos de las manos
correr y bailar.

Mi Instituto
Leonardo Da Vinci
es un árbol
que empieza a crecer
somos flores,
mañana los frutos
y tu Maestro
la fuerte raíz

Compositora Musica y Letra:

Venecia Franco de Pichardo

Jingle

XX Aniversario
Instituto Leonardo Da Vinci

Quiso crear un mundo diferente
así nació el Da Vinci, mi escuela
corazón de su tarea
dio su primer paso
supo que no era fácil la carrera
pero veía lejos
ya nunca lo detuvo la marea.

Y corrió y sembró
el árbol de la ciencia
un sol en su conciencia
y así descubrió el amor
y se consagró a dar con manos llenas
puso en la cima su bandera
y apenas tiene veinte.

Veinte años de regalo
nos ha dado la vida
corrimos y ganamos
es nuestra la medalla
y celebramos
Veinte años de regalo
nos ha dado la vida
amor dominicano
Da Vinci es alegría.

Canta

Víctor Tolentino

Tour Virtual

Nuestro plantel esta ubicado en la Carretera Don Pedro, Km. 1 esq. Calle El Guano, Santiago en un terreno que ocupa una superficie de 40,000.00 M2. El diseño arquitectónico fue creado en armonía con la filosofía del Instituto de la cual la naturaleza forma parte esencial, como puede apreciarse en las diferentes edificaciones que están rodeadas de hermosos jardines y áreas verdes que pueden apreciarse en el recorrido virtual que te ofrecemos.

Ver Tour Virtual